Historia

Historia

Gaudí coge las riendas del proyecto por la relación de su mentor, Eusebi Güell, con los dueños del Banco Hispano-Colonial de Barcelona, jefes de Fernández y Andrés. El arquitecto firmó los planos en Barcelona, en diciembre de 1891, fecha en la que el Ayuntamiento de León aprobó y autorizó la ejecución de la obra, para iniciar los trabajos de excavación el 4 de enero de 1892 y los de cimentación tres meses después. El buen ritmo de las obras y la innovadora forma de trabajar de Gaudí, hizo que los trabajos finalizasen en tan solo diez meses, lo que provocó el recelo sobre su integridad entre la población local. El inmueble fue solemnemente inaugurado el 15 de septiembre de 1893, con la colocación del conjunto escultórico del “San Jorge y el dragón”  que luce sobre la principal del edificio.

Rigurosamente, y según el plano original, se trata de una casa de 16 viviendas, cuyas plantas baja y semisótano albergaron la tienda y almacén de tejidos de los señores Fernández y Andrés entre 1893 y 1929, año en el que fue adquirido por el entonces Monte de Piedad y Caja de Ahorros, que sitúa en la planta principal la sede social de la entidad. Aún así, el edificio continuó paralelamente con su función inicial, ejerciendo también como casa de vecinos hasta 1992, año en el que abandonan el edificio los últimos vecinos.

Su aspecto exterior recuerda a una fortaleza medieval, a lo que sin duda contribuyen de forma muy directa, su fachada pétrea, las ventanas, inspiradas en la Catedral gótica de León, y los estilizados torreones, destinados en realidad a iluminar las esquinas del edificio. El foso, cuya función práctica consistía en dotar al semisótano de amplios ventanales, y la inclinada cubierta, de cuatro vertientes, que sostiene seis lucernarios que proyectan la luz a los patios interiores, recuerdan la magnificencia de esta obra del modernismo español.