Casa Botines expone en la Biblioteca Nacional de España una de las urnas en la que las mujeres pudieron ejercer el voto por primera vez

El Museo Casa Botines Gaudí ha enviado a la Biblioteca Nacional de España una urna original de 1933, en la que las mujeres españolas pudieron ejercer su derecho a voto en las elecciones generales que se celebraron ese año. Desde febrero se exhibe como complemento a la muestra `Mujeres de pergamino y papel’ que alberga el Museo. Esta pieza de gran valor histórico, que pertenece a la colección privada del leonés Víctor Miguélez, ha sido cedida temporalmente para formar parte de una gran exposición que, bajo el nombre ‘Clara Campoamor Rodríguez: mujer y ciudadana (1888-1972)’, se podrá visitar en la Sala recoletos de la Biblioteca Nacional hasta el próximo 16 de octubre.

De esta forma, el Museo Casa Botines Gaudí colabora con esta gran retrospectiva, que abrirá sus puertas el próximo viernes, 15 de julio, después de recibir la solicitud desde el Ministerio de Presidencia en la que solicitaban contar con un elemento tan representativo como es esta urna, símbolo del avance de los derechos de las mujeres en España.

La muestra está organizada por la Secretaría de Estado de Memoria Democrática, la Biblioteca Nacional de España (BNE) y Acción Cultural Española (ACE). A través de un selecto conjunto de piezas procedentes de los fondos propios de la BNE y otras importantes colecciones públicas y privadas, se propone conmemorar el cincuentenario de la muerte de Clara Campoamor (30 de abril de 1972), una de las primeras abogadas españolas, diputada en las Cortes de la II República durante el primer bienio y activa feminista. Dedicó gran parte de su vida a la defensa de la libertad y de la igualdad, principios sagrados de la democracia y, expresión de ellas, a la reivindicación de los derechos de las mujeres.  

El objetivo de esta exposición es que el visitante se acerque a la trayectoria vital de Campoamor para conocer sus luchas, sus conquistas, y también sus frustraciones. El recorrido aparece inscrito en un doble contexto: internacional, referido a los primeros movimientos feministas que informan su pensamiento, y nacional, que recoge la posición de las mujeres en la sociedad y su evolución durante los años anteriores a la guerra civil. Por ello, la urna que el Museo Casa Botines Gaudí va a exponer es una pieza imprescindible para esta muestra, ya que una de las luchas de Clara Campoamor fue que las mujeres tuviesen derecho a votar.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »